Principales

Teología Reformada es Teología para la vida diaria.

 

Acabo de terminar de estudiar la importante obra del teólogo holandés Petrus Van Mastricht (1630-1706), Teología Teórico-Práctica. La verdad es que hace tiempo estaba esperando por el lanzamiento de este libro que por primera vez se traduce al inglés, debido a que originalmente se encontraba en Latín y Holandés. Este tomo corresponde al primer volumen (de varios que se lanzarán en los siguientes años) donde trata sobre el Prolegómena, o las cosas que se deben decir o dejar en claro al comenzar una obra teológica.

Publicada en el año 1698, su influencia avanzó más allá de sus límites holandeses hasta llegar a las tierras escocesas de Ralph Erskine (1685-1752) y John Brown of Haddington (1722-1787). Este libro también cruzó el océano Atlántico hasta llegar a Nueva Inglaterra (Estados Unidos), para así convertirse en uno de los libros favoritos de Jonathan Edwards (1703-1758), quien dijo que la Teología Sistemática de Petrus Van Mastricht es “mucho mejor que [Francis] Turretin o cualquier otro libro en el mundo, exceptuando la Biblia, en mi opinión…”.[1]

PvM El Molino

Honestamente, quisiera escribir mucho acerca de esta Teología Sistemática, sin embargo destacaré solamente tres puntos de por qué pienso que este libro puede ser considerado como una importante “obra maestra” Reformada, y que sin duda alguna, debería ser estudiada por todo estudiante de seminario, líderes de iglesias, candidatos al Ministerio y también pastores.

  • 1) Es Reformada porque comienza con Exégesis Bíblica:

Toda la Dogmática Reformada, y cada doctrina en particular, debe estar construida en una correcta interpretación del texto bíblico.[2] De esta manera, la correcta exposición de la teología sistemática se desarrollará a través de la enseñanza y exhortación. Interesantemente, uno de los puntos que Mastricht menciona es que la exhortación ayuda a evitar tanto la falsa enseñanza, como también los falsos maestros, cuyos frutos son las envidias y contenciones.

  • 2) Es Reformada porque desarrolla las principales doctrinas a partir de una sólida ortodoxia y confesionalidad Reformada:

Una sana interpretación de la Biblia, traerá como resultado una teología que debe ser enseñada con un cierto orden. De hecho, para el teólogo holandés, todo el texto bíblico es un “pacto ordenado en cada aspecto”.[3] De esta manera, una correcta interpretación bíblica preparará el terreno para desarrollar una buena teología bíblica que dará como fruto un orden sistemático de las doctrinas bíblicas o una buena teología sistemática. Sin embargo, para Mastricht, la correcta enseñanza de la doctrina cristiana no se trata de una mera exposición teórica, sino también de una correcta práctica. De esta manera, la teología sistemática siempre estará unida a la teología práctica (praxis cum theoria), lo que nos lleva al tercer punto.

  • 3) Es Reformada porque es la verdadera teología reformada lleva a una práctica reformada:

La definición que Van Mastricht da para teología explica muy bien este punto: “Teología es la doctrina de vivir para Dios a través de Cristo” (Theologia est Doctrina vivendi Deo per Christum). [4] De hecho solamente este tipo de teología debe ser buscada, es decir, una teología teórico-practica. Para Mastricht, así como para las distintas generaciones de pastores y teólogos reformados, existe un profundo e íntimo matrimonio entre la doctrina y la práctica. Cualquier tipo de divorcio entre estas, es una copia falsa de la teología reformada que solo servirá para alimentar el orgullo y la vanagloria.

Finalmente, estudiar a Van Mastricht, así como a otros teólogos holandeses de su generación, puede ser muy bueno o …no tan bueno.

Muy bueno para aquellos que desean profundizar en una fe reformada rica y viva, cuyo deleite no estará solamente en adquirir un conocimiento intelectual, sino en tener una viva y ardiente comunión con Dios y así llevar toda doctrina a la práctica. Por otro lado, no será muy bueno para aquellos que buscan estudiar teología con el fin de adquirir un mero conocimiento intelectual. Para Van Mastricht, la teología es algo serio, por lo tanto, el conocimiento adquirido no puede ser uno vano o especulativo que “solo se preocupa por el cerebro y que no penetra al corazón, excepto quizás para hincharlo”.[5] Los estudiantes reformados debemos tener un “estudio experimental de la teología, en la cual no solo entendemos, sino también experimentamos la fuerza y eficacia de cada encabezado teológico”,[6] de esta manera, seremos un ejemplo en fe y práctica para otros.

Estimado lector, Dios está despertando a su iglesia hispano-hablante para profundizar en la Palabra de Dios y en las doctrinas reformadas. Esta doctrina es para vivir o edificar y no para matar o destruir la comunión de los santos. Por lo tanto, no nos olvidemos de la advertencia de Van Mastricht:

No es un verdadera teología, y una persona no es un verdadero teólogo – y por lo tanto no es un Cristiano genuino – (1) quien en su hablar o actuar, hace de la teología y de la religión Cristiana el arte de conocer y disputar, mientras que al mismo tiempo él ignora y descuida el conocimiento práctico de vivir, y es uno que tiene meramente las palabras de los santos, pero no tiene sus vidas, como Bernardo de Claraval dijo en alguna parte[7]

Una Teología Reformada Escritural, que es aprendida y enseñada en el poder del Espíritu Santo, es vital para vivir en humildad para la Gloria de Dios y para la edificación del cuerpo de Cristo. Si por el contrario, la teología nos lleva a hinchar nuestra cabeza de orgullo para herir o destruir el cuerpo de Cristo, eso no es teología Reformada, sino claramente es una teología deformada. ¡Qué alegría y consuelo el saber que el Evangelio nos salva de lo anterior!

La Gloria de Cristo como el fin principal de nuestras vidas es una enseñanza tan profunda que no nos puede dejar inmóviles y ajenos con respecto a nuestra comunión con Dios y a nuestro trabajo en la iglesia local y universal.

¡Que el Señor levante personas apasionadas por aprender y enseñar una teología teórico-práctica que nos lleve a vivir para la Gloria de Dios y la edificación de su Iglesia!

En Cristo,

Israel.

PD: Si alguien está interesado en conocer un poco más sobre esto, te invito cordialmente a que nos tomemos un café, conversemos y oremos.

______________________

*Notas

[1] Petrus Van Mastricht, Theoretical-Practical Theology (Grand Rapids: Reformation Heritage Books, 2018), lviii.

[2] Ibid, 64.

[3] Ibid, 67.

[4] Ibid, 98. Ver también la definición de William Ames y Francis Turretin.

[5] Ibid, 90.

[6] Ibid, 97.

[7] Ibid, 107

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s