Sobre lo terrible de vivir en Vano: Reflexiones de Isaías 45:18-19

pilgrim

Isaías 45:18-19

18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.

19 No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.

Hace un mes atrás prediqué sobre estos versículos y me gustaría compartir contigo este sermón sobre

“Lo Terrible de vivir en vano o lo glorioso de vivir de verdad.”

El problema fundamental del hombre es que no vive, y esto se ve fuertemente evidenciado en que todas las cosas hace, ninguna de las cosas tienen sentido al final del día. Las personas se levantan, van al trabajo, del trabajo a estar cinco minutos con la familia, luego van desesperadamente al televisor, duermen en el sillón y despiertan de un susto por los pensamientos que vienen a su mente sobre las estresantes actividades que tiene para el día de mañana, sin contar las deudas, los problemas familiares, etc.

Al final del día, nada tiene sentido, todo es en vano, todo sigue el mismo circulo vicioso, ese circulo destructivo y atrayente para esta sociedad posmoderna. Ese circulo que promete felicidad pero solo trae sin sabores. Al final del día, todo es “vanidad de vanidades” como diría el predicador, lo más triste de todo es que no solo al final del día nos daremos cuenta que todo lo que hicimos fue en vano, sino que al final de nuestros días, o en nuestro último aliento, nos daremos cuenta que nuestra vida fue vana.

Fue vana porque nunca vivió.

Fue vana porque siempre estuvo muerta. Pensó que estaba viva, pero en su conciencia siempre supo que todo lo que vivía no era real, era una mentira, no era genuino, era una hipocresía.

Y lo más terrible de todo, será presentarse de esa manera ante la Vida misma, ante el Creador mismo, ante el Rey Sublime.

Sin embargo, de acuerdo a lo leído al principio, para Dios nada es vano, todo tiene un propósito, todo tiene un fin, todo tiene un fin principal. Y bien entendemos los cristianos reformados al citar nuestro catecismo menor de Westminster en su pregunta uno:

¿Cuál es el fin principal del hombre?

El fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de él para siempre.

La Biblia es clara en este aspecto

Isaías 43:7 dice “ todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice”.

Volviendo a nuestros dos versículos, quisiera compartir tres puntos importantes.

  • Dios no creó la tierra en vano; las creó para ser habitada
  • Dios no nos redimió en vano; nos redimió para buscarle o tener comunión con Él.
  • Cristo es el que habita en nosotros y por Cristo tenemos comunión con Dios, por lo tanto, no vivimos en vano, sino que vivimos para Su Gloria.
  • 1) Dios no creó la tierra en vano; la creó para ser habitada:

Si nos vamos a los primeros capítulos de Génesis podemos ver claramente cuatro cosas:

  1. Dios es el Creador absoluto de todas las cosas; vegetales, animales y el hombre. Dando a conocer de inmediato que Dios es el Soberano por sobre todo lo creado. Y que toda su creación le debe honra y gloria
  2. Que el hombre fue creado a imagen de Dios: Manifestando que el hombre debe tener comunión con Su Creador, porque Su Creador vive en una Perfecta Comunión en las Tres Personas de la Trinidad. Ese es el fundamento de la Gloria de Dios, que la glorificación de las Tres Personas de la Trinidad consiste en una perfecta comunión. Aquí vemos claramente el aspecto espiritual del hombre.
  3. Dios crea a Eva para que Adán tenga una comunión intima con ella. Este es el aspecto social. Indicando la relación que debemos tener con los demás.
  4. Dios ordena que el hombre gobierne responsablemente sobre los animales. Este es el aspecto cultural.

Sin embargo, con la caída del hombre, todo se distorsionó.

Todas las áreas del hombre fueron afectadas, su mente, su corazón y su voluntad se volvió esclava del pecado.

El hombre tras la caída, explícitamente declaraba que no necesitaba de Dios, esto lo convertía en un rebelde contra su Creador. Y eso es lo peor que el hombre podía declarar. De inmediato se convertía en un enemigo de Dios al despreciar el sumo bien que es Dios. He aquí el comienzo de la vanidad

El hombre tras la caída no solo perdió la comunión con Su Creador, sino también con su esposa, y posteriormente con todo hombre que le rodeaba. De ser los hombres sus amigos, pasaron a ser sus enemigos. La comunión con aquellos que le rodeaban se volvió vana.

El hombre caído no fue responsable al mandato cultural. Al contrario, destruyó la cultura. En vez de gobernar se transformó en un tirano que al utilizar ambas manos, la izquierda y la derecha, destruyó en nombre de sus diabólicas ideologías cada nación y cultura que le rodeaba.

La vida del hombre en esta tierra se volvió vana, triste, mentirosa e hipócrita.

Lo más terrible es que lo que acabo de describir, no es solamente una historia; Es la realidad de cada persona que nace en esta tierra.

Sin embargo, no me quiero quedar acá. Aquí es donde quiero compartir el segundo punto:

  • 2) Dios no nos redimió en vano; nos redimió para buscarle o tener comunión con Él.

“No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.”

Lo primero que dice es que Dios no habló en secreto. “No hablé en secreto, en lugar oscuro de la tierra”.

Esto hace referencia a que Dios se revela claramente, de manera general en toda la creación. Toda la Creación lleva su marca, su impronta, su Gloria. Los Cielos cuentan la Gloria de Dios!. De tal manera que nadie tiene excusa de que Dios supuestamente no existe.

Pero aquí quisiera mencionar algo más importante que los cielos, algo más preciado que el universo mismo; Esto es la Palabra de Dios .

Dios nos ha hablado claramente en Su Palabra, sólo debemos recordar el rico y el lázaro, cuando el rico le dice a Abraham que envíe a alguno de entre los muertos para que les predique a su familia y no desciendan al Hades donde está él. Y qué les responde Moisés?

 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

 Para el cristiano, la Palabra de Dios es suficiente. No necesita nuevas revelaciones. Aquel que no se conforma con la Palabra de Dios y va en búsqueda de nuevas revelaciones, sueños, visiones, profetas, etc da a conocer claramente que su vida es vana, porque no está sometida a la Palabra de Dios. Él considera la Palabra de Dios como un buen libro moral, pero no considera la Palabra de Dios como el lugar perfecto para encontrar la voluntad perfecta de Dios para su vida.

“no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis.”

 Y es justamente aquí donde me quiero centrar.

La Palabra de Dios es clara, el pueblo del Pacto no buscará a Dios en vano.

Por lo tanto, existe una forma que es vana, o sin sentido, de buscar a Dios.

Y otra forma que no es vana y que tiene como fin último, la Gloria de Dios.

Cristo mismo hace una clara advertencia contra la religión vana o un cristianismo vano en Marcos 7:7-8 y fijémonos que lo hace citando a Isaías a los fariseos:

Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito:

    Este pueblo de labios me honra,

    Mas su corazón está lejos de mí.

   Pues en vano me honran,

   Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.

   Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres:

 El Señor claramente nos advierte de lo terrible que es honrar a Dios de manera vana.Y es por eso que dice en Isaías: “no dije a la descendencia de Jacob: en vano me buscais”.

Por lo tanto, una pregunta importante que surge acá es

¿Cuáles son los síntomas de aquellos que le buscan en vano?

Jesús es claro citando su Palabra:

  • Hipócritas: Creo que esto es sumamente importante para que nos examinemos. En lo más profundo de nuestro corazón, el Espíritu Santo nos convencerá si somos o no somos unos hipócritas. Si lo que creemos o decimos confesar es una realidad o es una mentira. El Espíritu Santo traerá convicción a nuestros corazones si somos hijos de Dios o seguimos siendo unos hijos del diablo, tal como Jesús llamó a los fariseos.
  • Este pueblo de labios me honra: El que busca a Dios de manera vana dice honrar a Dios, quizás le vemos cantar himnos aquí en la iglesia, asistir a las reuniones de oraciones o a los grupos de vida, quizás puede ser el más activo en las actividades de la iglesia, pero tiene un problema, un serio problema mejor dicho:
  • Su corazón está lejos de mi. No hay nada más terrible que estar haciendo las cosas de Dios separados totalmente de Él. No hay nada más angustiante que estar elevando oraciones a Dios y saber que Él está tan distante de mi como está el Oriente del Occidente. No hay nada más miserable que estar predicando a otros de nacer de nuevo cuando ni siquiera yo he nacido de nuevo. No hay nada más triste que predicar del Poder de Dios cuando ni siquiera conozco el Poder de Dios en mi vida. Simulata sanctitas dúplex iniquitas (la santidad fingida no es más que una maldad doble) decía Thomas Watson, aquel calvinista que participó en la Asamblea de Westminster.

La médula de todo este problema esto es que no hemos comprendido de que trata la Redención, y más aún, no hemos conocido al Autor de la Redención. Tal vez ni siquiera hemos comprendido de que trata el evangelio.

Pero para entenderlo, volvamos a mirar estos dos versículos y veamos como estos apuntan claramente a Cristo, y con esto quiero desarrollar el tercer y último punto.

  • 3)Cristo es el que habita en nosotros y por Cristo tenemos comunión con Dios, por lo tanto, no vivimos en vano, sino que vivimos para Su Gloria.

“el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso, no la creó en vano, para que fuese habitada la creó

Nosotros somos polvo, somos tierra. Y Dios es Espíritu. Por lo tanto, para poder volver a rendirnos ante nuestro Creador y volver a tener una comunión con El, Dios se tuvo que hacer hombre, Dios se tuvo que hacer carne. El Creador se unió a la creación. El Dios verdadero se Encarnó para vivir por nosotros y morir por nosotros. Tomemos atención en esto “el que formó la tierra, no la creó en vano, para que fuese habitada la creó.”. El sentido más profundo de esto es el siguiente: Dios nos hizo a nosotros para ser habitados por el segundo Adán, por el verdadero Adán, por Jesucristo mismo. Esto es lo glorioso de la Encarnación! Que el Dios toma nuestra naturaleza carnal para unirnos a él y llevarnos al Dios celestial! Que Dios habite en medio nuestro es la esencia del Pacto de Gracia.

2ª Corintios 6:16-18

 Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:

    Habitaré y andaré entre ellos,

    Y seré su Dios,

    Y ellos serán mi pueblo.

Por lo cual,

    Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,

    Y no toquéis lo inmundo;

    Y yo os recibiré,

Y seré para vosotros por Padre,

Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

 Fijémonos que dice “Habitaré y andaré en medio de ellos”.

¿Quién es el que habitó, habita y habitará en medio nuestro?

Cristo Jesús! El Dios Encarnado!

Emanuel, “Dios con nosotros”.

Deléitate porque tu amado ha venido a ti! El novio a venido fielmente a nosotros aún cuando éramos unos infieles! El novio celestial ha venido a buscar a su novia carnal, para hacerla espiritual! El ha venido a nuestra tierra, a nuestra carne para santificarla y habitar en medio nuestro. Cristo ha venido a habitar a nuestras vidas y no solo eso, a unirlas con el para siempre mediante un Pacto Eterno! El Rey ha venido! El Rey ciertamente está aquí y demanda que le busquemos genuinamente y no de manera vana.

Que nuestro gozo sea creciendo porque fuimos creados para Cristo!

Thomas Goodwin dijo: “Cristo no vino al mundo para nosotros, sino que nosotros vinimos al mundo para Cristo

Todo fue creado por medio de Cristo y para Cristo, la tierra fue creada para ser habitada por Cristo!

Por último:

No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis

 Dios nos habló, y nos habló perfecta y completamente por medio de Jesucristo, el autor de los Hebreos comienza hablando:

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas”

Y lo más glorioso de todo es que hubo uno que verdaderamente buscó a Dios con todo su Ser, lo buscó no solamente porque el siempre ha tenido una comunión eterna con el Padre, sino que también buscó y amó al Señor su Dios por nosotros, aquellos que buscamos vanamente al Señor. ¡Oh bendita Obediencia Activa! ¡Esto significa que todo lo que Él vivió lo vivió representándome a mi y a ti! El mantuvo, mantiene y mantendrá una comunión perfecta con Dios para que nosotros podamos tener una comunión indescriptible Dios. La comunión y bendiciones que hoy tenemos con Dios (por pura Gracia) son anticipos de la indescriptible comunión que tendremos con el Dios Trino en el Cielo. Por otro lado, si tenemos una comunión vana con Dios, será un anticipo de la separación y condenación eterna que tendremos con Dios.

Más Dios ha venido por los pecadores, por los que viven vidas vanas y sin sentido, para darles vida y vida en abundancia. El Señor es Fiel a Su Palabra y nos indica tiernamente que Él no quiere que ninguno perezca. El ha venido a este lugar a transformar los corazones más duros y vanos en corazones que laten porque la Vida misma estará en ellos, es decir, Dios mismo.

Soli Deo Gloria

En Cristo, Israel Guerrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s