Cristianismo Real Capítulo II – Wilberforce en contra del falso evangelio actual

Wilberforce en contra del falso evangelio actual

Continuamos con una exposición de los puntos más importantes del libro de Wilberforce publicado en el año 1797. En el segundo capítulo, nos muestra una de las doctrinas menos conocidas por los cristianos actuales, y que es conocida por nosotros (los reformados) como la doctrina de la Depravación Total. Claramente la Biblia enseña que el hombre no posee libre albedrío y que está inhabilitado para escoger a Dios.

La filosofía posmoderna ha penetrado de tal manera en distintas denominaciones que es imposible diferenciar si lo que escuchan un domingo en la mañana se trata de un sermón cristiano o un capítulo del libro “El Secreto”, donde se llama a la gente a buscar dentro de sí misma la solución a sus problemas con frases como  “sacar campeón interior”, “mira tu belleza interior”, “sigue lo que tu corazón siente”, etc. Los libros de autoayuda son los más escritos y vendidos entre los pastores (¿?) y por consecuencia no se predica el evangelio explicito y radical que manifiesta claramente la Biblia. Trayendo como única consecuencia, falsas conversiones y suicidios de iglesias locales.

 

El escrito de Wilberforce, y la Biblia en primer lugar, son necesarios para reconocer la enfermedad que adolecen los cristianos y comunidades actuales y por lo tanto, aplicar el único remedio que Palabra de Dios demanda: Arrepentimiento y Fe en Cristo.

 

PD: Haz click aquí para leer la Introducción y Capitulo 1 del libro “Cristianismo Real”

 

Capítulo Dos

Ideas Actuales Sobre La Naturaleza Del Hombre

 

Tras haber observado la falta de entendimiento que existe entre los cristianos culturales sobre la importancia de la fe auténtica en general, miraremos más específicamente las ideas erróneas que muchos cristianos tienen sobre el verdadero estado espiritual de la humanidad. Se trata de un tópico sobre el cual muchos de los que lean este libro jamás han meditado. La verdad de este asunto se encuentra en el mismísimo corazón de la fe.

Opino que la mayoría de los cristianos pasa por alto, niega, o, al menos, minimiza los problemas que derivan de un ser humano caído.

El lenguaje de las Escrituras no es para ser tomado a la ligera. Enseña que el hombre es una criatura apóstata, caída de su original inocencia, degradada en su naturaleza, depravada en su forma de pesar inclinada hacia el mal, no bueno, y afectado por el pecado hasta el centro de su mismo ser. El hecho de que no queramos aceptar estas verdades es la evidencia de su veracidad.

[…]

Que trágico es que aquellos entre nosotros que nos identificamos como seguidores de Jesús, que tenemos el beneficio de la revelación de la Palabra de Dios, que hemos sido expuestos a la verdad de la mismísima naturaleza de Dios, que profesamos que “en el vivimos, nos movemos y existimos” (Hch. 17:28), que reconocemos su provisión y su bendición en nuestras vidas, y que hemos aceptado el perdón provisto por la muerte de Cristo en la cruz, olvidemos continuamente su autoridad sobre nuestras vidas y nos volvamos fríos y despreocupados respecto a Él en nuestros corazones.

Tal vez el mejor testimonio relacionado con la depravación viene de aquellos que están comprometidos incondicionalmente con Cristo. Ellos pueden testificar lo difícil que es pelear contra sus naturalezas caídas mientras intentan vivir en obediencia. Ellos le dirán que al observar sus propias vidas y la forma en que trabajan sus mentes, han descubierto cuan corrupto es en verdad el corazón humano. Cada día, crece esta convicción. […] No tenemos nada de qué alardear. Al contrario, Dios siempre debe darnos gracia para soportar nuestras faltas y misericordia para perdonar nuestros pecados.

Esta es la verdadera condición espiritual de la humanidad. […] La historia humana es el registro de la depravación humana. Esta es la humillante verdad.

Nuestros razonamientos y falsas conciencias están tan distorsionados que agravan el problema, al creer que todo está bien en nosotros. Esta es la forma que opera el pecado.

La Biblia resuena con afirmaciones sobrecogedoras sobre la naturaleza caída del hombre. Prácticamente en cada pagina de ese libro encontraremos algo que valide esta doctrina. (Gn 8:21. Job 15:14). El capítulo 3 de Romanos dice que todos han pecado y se han desviado. No hay justo, ni aún uno. Podríamos seguir y seguir.

 

Si todo esto es cierto ¿qué podemos hacer? ¿Hay alguna esperanza? ¿El juicio es nuestro único destinado? Gracias a Dios, hay una esperanza. Cuando asumimos el verdadero estado de nuestra condición, estamos listos para apreciar completamente lo que dios ha hecho para rescatarnos. Resulta imperativo que tomemos seriamente nuestra real condición como seres humanos caídos. Sin entenderlo y reconocerlo, no tendremos un fundamento adecuado sóbrele cual edificar una fe autentica.  No solo debemos estar intelectualmente de acuerdo con esto, sino que debemos vivir la experiencia de esta verdad. […]

Todos somos responsables: nuestra naturaleza caída no es una excusa. Somos culpables y merecemos juicio. Cualquier otra enseñanza diluye y refuta el verdadero significado de la cruz de Cristo.

__

 

 

_________________________________________________________

Te invito a profundizar más sobre la doctrina de la Depravación e Inhabilidad del hombre desde la perspectiva Bíblica y Reformada haciendo click en los siguientes links:

Meditaciones sobre la naturaleza del hombre I

Meditaciones sobre la naturaleza del hombre II

 

 

 

En Cristo, Israel.

Anuncios

Una respuesta a “Cristianismo Real Capítulo II – Wilberforce en contra del falso evangelio actual

  1. Pingback: Wilberforce y la vida de alguien que ha nacido de nuevo | Desde la Palabra·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s