Viviendo para la Gloria de Dios: Parte II

“….si desconocemos la historia de la iglesia cristiana (protestante/evangélica/reformada) estamos condenados a cometer los errores del pasado y a inventar doctrinas que nunca han estado en la biblia”

De esa manera, introduje la primera parte de  la traducción de los principales puntos del libro en inglés de Joel Beeke – “Living for God´s Glory: An introduction to calvinism” –  En esta nueva entrada, resumí los puntos más importantes del primer capítulo del libro:

“Los orígenes del calvinismo”

El calvinismo tiene sus raíces en el despertar religioso del siglo XVI en Europa en lo que se refiere a la Reforma Protestante. Pero este gran movimiento  no fue un fenómeno aislado. La Reforma fluyó de intentos tempranos de renovación, notablemente los cuales fueron liderados por Pedro Valdo (1140-1217) y sus seguidores en las regiones de los Alpes, John Wyclif (1324-1384) en Inglaterra,  y John Hus (1372-1415) cuya voz profética se afirma (que en su celda), inmediatamente antes de su muerte, escribió “Hoy ustedes van a quemar a un ganso [el significado de la palabra “hus” en checo]; sin embargo, dentro de 100 años, van a poder oír el canto de un cisne, no lo van a quemar, y lo van a tener que escuchar”. Martín Lutero estaba firmemente convencido de que él era el cumplimiento de esta profecía.1

Estos precursores de la Reforma fueron moralmente, doctrinalmente y prácticamente unidos en su oposición a los abusos católicos romanos medievales.

La teología Reformada, entonces, no puede ser completamente entendida aparte de su reacción a los problemas en la iglesia, como:

*Los abusos papales.

*Las pretensiones papales (la cruel oposición de los papas a la reforma, persuadió a muchos de ellos a considerar al papa de Roma como el Anticristo, Confesión de fe de Westminster 25.6)

*La cautividad de la Palabra de Dios (la mantuvieron alejada del pueblo)

*Elevación del monasticismo (se mostraba una “elevación espiritual” de algunos hombres, como monjas y monjes,  por sobre el pueblo común y corriente, los cuales supuestamente eran “inferiores”)

*Mediación usurpada: Los protestantes también rechazaron las ideas católicas romanas de la mediación por María y la intercesión de los santos.

* El rol de las buenas obras: Los protestantes rechazaron las ideas Semi-pelagianas, las cuales dicen que tanto la gracia como las buenas obras son necesarias para la salvación (*Es interesante que un buen grupo de evangélicos también cree esto al decir que depende de la voluntad de la persona el “aceptar” y “abrir” su corazón a Cristo).

La respuesta protestante a los abusos Católicos Romanos gradualmente se conformaron en 5 gritos de batallas que sirvieron para contrastar la enseñanza protestante de la católica romana:

Protestante                                                                           Católico Romano

Solamente la Escritura (Sola Scriptura)                          Escritura y Tradición

Solamente Fe (Sola Fide)                                                     Fe y Obras

Solamente Gracia (Sola Gratia)                                         Gracia y Méritos

Solamente Cristo (Solus Christus)                                   Cristo, María y los santos

Solo a Dios sea la Gloria (Soli Deo Gloria)                       Dios, santos e Iglesia

El primero de estos gritos de batallas se refiere con el punto fundamental de la autoridad, los 3 de al medio se refiere a los aspecto básico de la salvación y el último responde a la adoración.

El protestantismo de dividió en 2 tradiciones en Luteranismo y Calvinismo- este último corresponde a la tradición reformada y que se expresa en los escrito de Juan Calvino y en sus seguidores reformadores.

La expansión de la fe reformada

La tradición reformada tuvo sus raíces tempranas en Suiza. En muchos aspectos, Ginebra fue el centro más importante protestante en el siglo XVI. Esto se debió al seminario establecido por Calvino para entrenar y educar a todos los reformadores del oeste de Europa. Los términos Reformados y Calvinismo se convirtieron virtualmente en sinónimo, aunque Calvino prefería reformado, porque él se opuso a tener un movimiento llamado con su nombre.

El movimiento reformado se expandió hacia Alemania. La ciudad de Heidelberg se convirtió en un centro influyente del pensamiento Reformado, donde se originó además el Catecismo de Heidelberg:

“1. Pregunta: ¿Cuál es tu único consuelo tanto en la vida como en la muerte? 

Respuesta: Que yo, con cuerpo y alma, tanto en la vida como en la muerte (a), no me pertenezco a mí mismo (b), sino a mi fiel Salvador Jesucristo (c), que me libró del poder del diablo (d), satisfaciendo enteramente con preciosa sangre por todos mis pecados (e), y me guarda de tal manera (f) que sin la voluntad de mi Padre celestial ni un solo cabello de mi cabeza puede caer (g) antes es necesario que todas las cosas sirvan para mi salvación (h). Por eso también me asegura, por su Espíritu Santo, la vida eterna (i) y me hace pronto y aparejado para vivir en adelante según su santa voluntad.

  1. Rom.14:8.- b. 1 Cor. 6:19.- c. 1 Cor. 3:23; Tito 2:14.- d. Hebr. 2:14; 1 Juan 3:8; Juan 8:34, 35, 36.- e. 1 Pedro 1:18, 19; 1 Juan 2:22, 12.- f. Juan 6:39 ; Juan 10:28; 2 Tes.3:3;1. Pedro 1:5.- g. Mateo 10:30; Luc. 21:18.- h. Rom.8:28.- i.- 2 Cor.1:22; 2 Cor. 5:5, Efes. 1:14; Rom.8:16.- j. Rom. 8:14; 1 Juan 3:3.- “    

El calvinismo también llegó a Hungría, Polonia y a los países bajos, particularmente a Holanda, donde penetró en las regiones del sur en 1545 y en el norte en 1560. Desde el comienzo, el movimiento reformado en Holanda fue más influyente que lo que sus adherentes pudieron pensar. Pero el calvinismo holandés no floreció profundamente hasta el siglo XVI, cultivado por el famoso internacional “Sínodo de Dort” en 1618-1619 y fortalecido por la Segunda Reforma Holandesa ( De Nadere Reformatie), un movimiento paralelo al puritanismo inglés. Sus representantes fueron Jean Taffin (1528-1602) y Willem Teellinck (1579-1629).

El movimiento Reformado también hizo importantes incursiones en Francia. En el tiempo en que Calvino murió en 1564, el 20% de la población francesa – algo así como dos millones de personas- confesaban la fe reformada. De hecho, este porcentaje incluía a la mitad de la aristocracia y clase media de Francia. Pero la persecución católica romana y la guerra civil detuvieron la propagación de  las enseñanzas reformadas. Sin embargo, los Hugonotes, como eran conocidos los creyentes Reformados, inyectaron una fresca vitalidad espiritual y celo en cada lugar donde ellos se establecían.

La Reforma se propagó rápidamente en Escocia, bajo el liderazgo de John Knox (1513-1572), quien trajo los principios reformados desde Ginebra a Escocia. En 1560, el parlamento escocés rechazó la autoridad papal, y en el año siguiente, el “Kirk” (o Iglesia) Escocés Reformado, fue reorganizado. En las siguientes generaciones, muchos escoceses se convirtieron en leales calvinistas, conocidos como los covenanters o pactantes escoceses, así también irlandeses y galeses.

Rpcnabanner

En Inglaterra, el movimiento reformado fue representado por el puritanismo (1560 -1700). Los puritanos creyeron que la Iglesia de Inglaterra no había sido muy profunda en su reforma, porque su forma de adorar y gobierno de la iglesia no estaban completamente de acuerdo con los patrones encontrados en las escrituras. Ellos hicieron un llamado a una predicación pura de la Palabra de Dios, a una pureza en la adoración como Dios ordena en la Escritura, y en una pureza en el gobierno de la iglesia, reemplazando el imperio de los obispos con el presbiterianismo. Por sobre todo, ellos hicieron un llamado a una mayor pureza y santidad en la vida entre cristianos. Como J.I. Packer (autor del clásico “Hacia El Conocimiento de Dios”) dijo: “El Puritanismo fue un movimiento de santidad evangélico que buscaba implementar una visión de renovación espiritual, personal y nacional, en la iglesia, estado y hogar; en educación, evangelismo y economía; en discipulado y devoción individual, y en cuidado pastoral…”. Doctrinalmente, el puritanismo fue una especie de Calvinismo vigoroso; experimentalmente fueron ardientes y contagiosos; evangelísticamente fueron agresivos pero tiernos.

Eventualmente, el calvinismo cruzó el Atlántico hacia las colonias británicas en América del Norte, donde los puritanos de nueva Inglaterra tomaron la iniciativa en la exposición de la teología Reformada en la fundación de instituciones políticas, educacionales y eclesiásticas.

Cuatro corrientes más de inmigrantes trajeron el calvinismo a Estados Unidos. Los creyentes reformados holandeses, desde el 1620, donde fueron responsables del asentamiento de “Nueva Holanda”, después denominada Nueva York. Los hugonotes franceses arribaron a los finales del siglo XVII. Desde el 1690 al 1777, más de 200.000 alemanes, muchos de ellos reformados, llegaron a las colonias. La corriente final  fue por los escoceses y los irlandeses, todos ellos Presbiterianos.

*En Chile, la Iglesia Reformada llegó a través del Doctor y Pastor David Trumbull el 25 de Diciembre de 1845.

Con el tiempo, el movimiento reformado se desarrolló dentro de dos sistemas similares de teología: Los Reformados Continentales, representados primeramente en Holanda por sus Tres Formas de Unidad – La Confesión Belga, el Catecismo de Heidelberg y los cánones de Dort; y el Presbiterianismo Americano-Británico, expresando en los estándares de Westminster.

Estos dos sistemas no se oponen entre ellos, por ejemplo, los puritanos ingleses influenciaron profundamente a la segunda reforma holandesa del siglo VXII, Así también, el teólogo italiano-suizo Francis Turretin (1623-1687) afectó profundamente el presbiterianismo americano. La teología sistemática de Turretin fue enseñada en el Seminario de Princeton hasta el 1870, donde fue reemplazada por la de Charles Hodge.

_________________________

***En los días actuales, las doctrinas reformadas están resurgiendo en una nueva generación de jóvenes y adultos; Tal ha sido el impacto, que muchas iglesias de distintas denominaciones evangélicas, han abrazo las verdades bíblicas reformadas en medio de un evangelicalismo que se arrastra en pos de los baales actuales, como el movimiento emergente y el movimiento del evangelio de la prosperidad.

Cuando atesoremos más en nuestras mentes y corazones las verdades bíblicas de que todo es para la Gloria del Único Dios Soberano, será cuando tomaremos nuestra cruz y predicaremos este precioso evangelio hasta lo último de la tierra, de lo contrario, estaremos dando charlas motivacionales de las fantasías animadas de ayer y hoy.

En Cristo, Israel.

Soli Deo Gloria!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s