Confesiones

Todo se trata acerca de Dios

Quiero enfatizar fuertemente esto: Todo se trata acerca de la Gloria de Dios.

Nací en una familia cristiana, mis padres fueron misioneros y crecí casi toda mi vida dentro de una Iglesia, fui líder del grupo juvenil, era parte del equipo de alabanza y estaba en todas las actividades de mi iglesia local, pero mi vida no giraba en torno a la primera declaración.

Vivía frustrado al entender de manera errónea, que supuestamente, el cristianismo se centraba en mi, en que el foco de todo era mi bien estar y a la vez, de que todas las bendiciones de Dios dependían de mis decisiones, de mis actitudes, de mi obediencia o desobediencia o del cumplimiento o falla de mis promesas hacia Dios

En resumen, todo lo que se refería a Dios y a sus bendiciones estaba condicionado a mí.

Estaba en un explícito error al pensar y creer esto.

Tristemente  no era un verdadero  cristiano (acaso hay cristianos “falsos”?), porque a pesar de que mis labios decían que mi vida se centraba en Dios, mi mente y corazón no apuntaban a Él.

No me centraba en Dios porque no conocía a Dios, y al no conocer a Dios era imposible glorificarle o adorarle como el demanda, en espíritu y en verdad.

Entendí finalmente que la única forma de realmente glorificar a Dios era conociendo quien era El…el Dios de la Biblia.

Lo más terrible de todo era que no solo ignoraba quién era realmente Dios (a quién supuestamente iban dirigidas todas mis alabanzas y canciones), sino que además yo ni siquiera conocía quien era yo (y cuál era mi verdadera posición y estado ante El).

Creo que el asunto se resumía en lo que dijo un gran hombre del siglo XVI, Juan Calvino:

“Casi toda la suma de nuestra sabiduría, que de veras se deba tener por verdadera y sólida sabiduría, consiste en dos puntos: a saber, en el conocimiento que el hombre debe tener de Dios, y en el conocimiento que debe tener de sí mismo.” (Calvino, 1536)

Y como no conocía al Dios de la Biblia, al Dios Trino Glorioso y Soberano, y  tampoco conocía la esencia de mi naturaleza, jamás pude degustar realmente del Evangelio.

Hasta que hace 2 años la Palabra de Dios me confrontó con la realidad del Evangelio.

De que TODO se trata acerca de Dios.

Dios?

Dios ES.

Lo esencial que debemos comprender, entender y atesorar profundamente en nuestra mente y corazón es el hecho de que DIOS ES.

Cuando leemos la primera declaración de presentación hacia Moisés de parte de Dios (Éxodo 3:13-15), nos damos cuenta que Dios se presenta como el “Yo Soy”.  Esto significa que Dios no tiene principio y no tiene final, pero al mismo tiempo es el principio y fin de todas las cosas! No hay un lugar o espacio físico o espiritual fuera de Dios y a la vez más grande que El mismo, El ES EL QUE ES!…Dios lo llena todo!

Quiere decir que todo lo que no es Dios, es decir su Creación, es totalmente dependiente de su Soberanía y Decretos.

Puedes meditar en esto un segundo antes de seguir leyendo?

“Somos totalmente dependientes de la Soberanía de Dios”

“Dios es absolutamente Soberano”

Quiere decir que “El es la única fuente de todo ser, de quien, por quien y para quien son todas las cosas, teniendo sobre ellas el más soberano dominio, y, haciendo por ellas, para ellas y sobre ellas toda su voluntad “ (CFW cap. 2.II)

Además, como escribe Louis Berkhof  en su manual de doctrina, “Dios se distingue de todas sus criaturas por su perfección infinita. Su ser y sus virtudes están completamente libres de toda limitación o imperfección. Dios no es solamente ilimitado debido a su infinita perfección, sino también se ensalza sobre todas sus criaturas con grandeza sublime e inefable majestad.” (Berkhof, 1933)

Significa que toda la inmensidad del universo es apenas un átomo comparado al Dios de la Biblia.

Dios Es.

El ES Glorioso. (Isaías 6:3)

El ES SANTO (Apocalipsis 15:4)

Y es aquí donde empieza el primer y terrible problema para todo aquel que está leyendo esto.

Nosotros somos PECADORES.

Repito, el ES SANTO…pero no solamente Santo, sino “Santo Santo”, y no solamente eso, sino que EL ES SANTO, SANTO, SANTO (Isaías 6:3)

Y nosotros somos PECADORES.

Santo viene de una palabra hebrea (kadosh)  que significa “separado”, pero como además lo explica  R.C. Sproul ,“La santidad de Dios es más que separación. Su santidad también es trascendencia. La palabra trascendencia significa literalmente “ascender a través”. Es definida como “exceder los límites usuales.” Trascender es elevarse sobre algo, ir por encima y más allá de cierto límite. Cuando hablamos de la trascendencia de Dios, estamos hablando acerca del sentido en el cual Dios está par encima y más allá de nosotros. La trascendencia describe su suprema y absoluta grandeza.” (Sproul, 1998)

EL es Santo porque está por sobre todo lo creado por El. El está separado (encima) de nosotros porque somos creación de Él.

El es Santo porque es único, no hay (y nunca habrá) otro que se iguale a Él en hermosura, por lo tanto existe una separación entre su hermosura y la hermosura del universo, haciendo que la belleza más indescriptible de una Súper Nova o del nacimiento de una estrella parezca nada en comparación a la hermosura de Dios, por el solo hecho de que EL ES el que ES, y el ES Santo!

Y nosotros somos Pecadores.

No somos pecadores porque pecamos, sino que pecamos porque somos pecadores.

Y si somos pecadores es porque estamos muertos.

, literalmente muertos…muertos en nuestros delitos y pecados.

Nuestra voluntad no es libre, sino esclava del pecado. Nos gusta pecar, nos da un placer exquisito pecar, nadie nos obliga a pecar, por lo tanto pecamos libremente.

Pero no olvidemos que la paga del pecado es muerte (Rom. 6:23).

Adán no murió físicamente en el instante en que pecó, pero sí murió espiritualmente en ese mismo momento, y como dice Pablo a los romanos: a la una se hicieron todos inútiles (Rom 3:12) ,por lo tanto, el pecado de Adán fue imputado a nosotros.

Nuestro pecado y depravación es tan grande y terrible que “no hay quien busque a Dios” (Rom 3:11), más aún, odiamos a Dios, su Santidad nos hace blasfemar contra Él y gustosamente vivimos para nuestra propia gloria.

 

Nuestra naturaleza caída y muerta nos trae la más dura ceguera e indolencia a las cosas de Dios.

Esta naturaleza no percibe las cosas del Espíritu, al contrario, son locuras para el hombre natural el hecho de pensar en amar y deleitarse en un Dios Soberano (1° Corintios 2:14).

Como dice L. Boettner “El hombre caído es cautivo y esclavo voluntario del pecado y totalmente incapaz de escapar de su esclavitud y corrupción” (Boettner, 1932)

¿Puedes ver el inmenso contraste, la magna separación entre Dios y nosotros? (a pesar de haber sido creados a Su imagen y semejanza)

Entonces, si todo se trata acerca de Dios, ¿Cuál es la reacción de un Dios Justo y Santo ante todo lo que se opone a su Santidad?

Respuesta: Su ira, La Santa Ira de Dios en los tormentos eternos del infierno.

No nos debe importar nuestra reacción ante esta declaración, no importa si hay grupos posmodernos que quieren negar esto, no importa si nos gusta o no esta idea de un Dios Bueno, el asunto es que es una realidad explícita en la Biblia.

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la Gloria de Dios” (Rom. 3:23)

Pero no todo termina ahí, al seguir escudriñando en las Escrituras , veremos que Dios es justo y Dios es amor.

Pablo habla mucho mejor que nosotros al decir  “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros .Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Rom. 5:8-9)

Cristo, El Salvador y Señor, pagó nuestros pecados al morir en la Cruz y Resucitar al tercer día de entre los muertos. La ira del Padre que justamente tenía que caer sobre nosotros, cayó sobre Su hijo Jesucristo por amor a ti y a mí!

our_propitiation_by_fullofeyes-d4ytwqh

¿Cómo es aplicada esta salvación a nuestras vidas?

¿Cómo podemos ser salvos si estábamos muertos?

Quiero retomar nuevamente la idea de L. Boettner:

“El hombre caído es cautivo y esclavo voluntario del pecado y totalmente incapaz de escapar de su esclavitud y corrupción”, de ahí la necesidad de que Dios soberanamente tenga actuar a favor de nosotros como personas muertas, totalmente incapaces de responder ante El.

Entonces somos salvos del pecado, del diablo y de la ira de Dios por la Sola Gracia!

Es ahí donde es Espíritu Santo nos da vida, y vida en abundancia, transformando nuestro corazón de piedra en uno de carne para que irresistiblemente corramos donde el único y suficiente Salvador y Señor, Jesucristo.

Esto es nacer de nuevo, esto es la Regeneración.

En Ezequiel 11:18-19 podemos leer : “Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios.

El hecho de nacer de nuevo no lo producimos nosotros (recuerda que estábamos muertos!), sino que es una obra que pertenece totalmente a Dios, al Espíritu Santo y es por pura Gracia y Misericordia.

Nuestro Dios es lleno de Gracia y Misericordia.

EL ES AMOR

Ahora que estamos vivos, solamente podemos responder de una sola y gozosa manera:

Arrepintiéndonos de nuestros pecados (con afectos que odien lo antes nos gustaba hacer y a la vez que amen y se deleiten en lo que antes aborrecíamos, que era la Santidad de Dios  y poniendo nuestra fe en Solo Cristo.

Respondemos a EL, porque El nos dio vida.

Respondemos a El, porque El nos escogió y amó primero

La justicia de Cristo es imputada a nuestras vidas gratuitamente por su Gracia; dejemos que La Palabra hable por si misma:

“siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.” (Rom. 3:24-36)

Te das cuenta que todo depende de Dios?

Romanos 11:36  dice  “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

Te quiero hacer una pregunta que se viene haciendo desde el 1647…

¿Cuál es el fin principal del hombre?

Respuesta:  El fin principal del hombre es el de glorificar a Dios, y gozar de él para siempre. (Catecismo Menor de Westminster, 1647)

La pregunta final es…estás viviendo para el fin último y principal por el cual él te creó y redimió?

Te estás gozando en Su Salvación?

Estás viviendo para Su Gloria?

Te deleitas en el Dios Trino?

Tienes tus ojos estampados en la Eternidad?

¿Realmente conoces a Dios?

¿Conoces al Padre?

¿Conoces la Obra del Hijo?

¿Conoces al Espíritu Santo y Su obra?

¿Te logras dar cuenta de quién eres ante Dios?

¿Puedes meditar en que un día estarás ante El? Solo tú y Dios.

Lector, si no nos deleitamos en Su Gloria aquí en la tierra, es imposible que nos deleitemos en Su Gloria por toda una eternidad.

Todo se trata acerca de Dios.

Qué tal si entras a tu lugar secreto y estudias y meditas en Su Palabra y luego  oras y adoras al Dios Trino?

Esta es una característica principal en alguien que ha nacido de nuevo a diferencia de alguien que no ha nacido de nuevo .

El primero inmediatamente correrá a deleitarse en el estudio, meditación y oración de la Palabra, ya que ahí está el agua que saciará su sed por el Dios vivo.

El segundo, que no ha nacido de nuevo, seguirá haciendo lo mismo de siempre, no tendrá la palabra de Dios como prioridad, por lo tanto, sigue viviendo para su propia gloria, la gloria de los hombres.

El que ha sido regenerado por el Espíritu Santo vive absolutamente para la Gloria de Dios.

Israel.

__________________________________________________________________________________________

Bibliografía

Berkhof, L. (1933). Manual de Doctrina Cristiana. Libros Desafío.

Boettner, L. (1932). La Predestinación. Libros Desafío.

Calvino, J. (1536). Institución de la Religión Cristiana (Quinta Edición Inalterada, FELiRe ed.).

Catecismo Menor de Westminster. (1647).

Confesión de Fe de Westminster. (1647).

Sproul, R. (1998). La Santidad de Dios. Faro de Gracia.

Biblia Versión Reina Valera 1960.

Anuncios

4 Respuestas a “Confesiones

  1. Querido Israel, no me sorprende el nivel de estudio que has llevado hasta hoy, veo que siempre has sido un hombre muy apasionado en lo que haces y te felicito por eso!

    Todo lo que has escrito y como yo logro interpretar tu también has nacido de nuevo. Desde pequeño en mi congregación estos temas han sido estudiados en esta perspectiva y por lo mismo me ha costado entender en su totalidad cuan importantes son estas verdades para la vida del cristiano, ésta es una gran debilidad en la mayoría de los que hemos nacido en los caminos reformados, pero una gran virtud a los que han entrado en ella.

    Te insto a que sigas escribiendo, recuerdame revisar tu página para poder comentar sobre los temas que pongas, no soy un experto ni mucho menos(sigo siendo un bebé respecto al conocimiento teológico), pero este ejercicio me ayuda mucho a reafirmar lo que creo y lo que pienso, además de compartir mi experiencia o ideas sobre algún tema cristiano que propongas, te envío mucha fuerza.

    Me imagino lo difícil que es cambiar tanto de una perspectiva del cristianismo a otra y darnos cuenta de la poca cosa que somos (Calvino se encarga de dejarnos en el lugar que nos corresponde y Dios también xD) espero que sigas creciendo en la palabra de Dios y que compartas otras ideas acá.

    Un Abrazo!

  2. Hermano que bueno que esribas loque piensas y vives asi nadie pondra en duda tus convicciones, necesitamos conocer la palabra y vivir bajo la autoridad de ella. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s